diumenge, 14 de juny de 2015

El Pas d'en Revull (paso de camino)

Corto pero intenso recorrido que nos acerca al mismísimo corazón del barranco de Algendar ... corto porque justo abarca unos 400 metros de largo ... intenso porque, en poco tiempo, se excitan un montón de sensaciones visuales, auditivas y olfativas que conmueve el espíritu y el alma de quien se atreve a adentrarse en ella, es sencillamente un fabuloso mural pictórico hecho de sensaciones intensas ... tanto que puedes llegar a sentir los latidos de este corazón de Algendar. Preparados? Y ... va!






Duración del trayecto
Dificultad
sombras?
Fuentes de agua?

clock-512_.png

Distancia: 400 metros
Duración: 15 minutos,
desde el final del Camino Real de Ferreries.
way-512.png


Fácil
Camino rural
Forest-512.png

Espacio con un encinar y grandes paredes de rocas.

_318-60936.jpg

No hay pozo ni fuente


Leyenda des Pas d'en Revull
A continuació tenéis contada la leyenda de Es Pas de en Revull, una historia contextualizada en el marco, en el tiempo y en el espacio que en Menorca hemos denominado como "en tiempo de los moros". Un joven moro queda maravillado del entorno de Cala Galdana, del barranco de Algendar, tanto que se pierde a sí mismo y también al resto de compañeros que le acompañan en el trayecto marítimo por el Mediterráneo ... y ahí empiezan los problemas !

 "Esto era una vez cuando una nave de piratas se resguardó en la playa de Cala Galdana, que es donde termina el barranco de Algendar. He aquí que uno de los más jóvenes de aquellos piratas, tan hermoso él, encontró aquel paraje que siguió río arriba, barranco arriba, mientras seguía caminando boquiabierto de aquella maravilla de paisaje. Pero, casi sin darse cuenta, se perdió, y cuando volvió a la playa, el barco ya no estaba, por lo tanto aquel jóven moro tuvo que quedarse en Menorca. Pensó que por aquellos lugares se encontraría bien, era un lugar donde había mucha fruta y podría vivir bien.Siguió barranco arriba hasta llegar a los lugares de Algendar. Por aquellas tierras encontró una cueva como un túnel, bien tapado de zarzas, que tenía dos entradas, y pensó que se podría esconder allí dentro y que no lo encontrarían.Mientras hubo fruta todo fue bien, pero al llegar el invierno, la cosa cambió y fue cuando encontrar comida se hacía faena difícil, y empezó a pasar hambre.Para no morir de hambre, pensó que tal vez podría coger animales para comer. Un día faltaba una gallina en s'Aranjassa, otro día faltaba un conejo en Algendar, o un cordero, o un cabrito, incluso el gato de Es Canaló también desapareció. Nadie de aquellos lugares se explicaba cómo podían desaparecer sus animales.Pero una tarde, mientras de un cerdo se elaboraban ricos manjares, era ocasión propicia para que los agricultores de los alrededores se encontraran en el lugar de Es Canaló, animados por la conversación se fueron contaron todo. Así fue como pensaron que había alguien que hacía de ladrón. Así una noche de luna llena se pusieron en camino para averiguar quién era el que robaba sus animales. A la hora menos pensada vieron como una sombra salía de la Penya Fosca (roca oscura). Los agricultores se propusieron de seguirlo sin desfallecer y así lo hicieron, pero llegados a un determinado lugar le perdieron de vista, era como si la tierra se lo hubiera tragado.La tarde siguiente lo volvieron a intentar, pero les pasó lo mismo, siempre lee perdían de vista, sólo sabían que era moro y que tenía el pelo Revull (rizado). Una vez, sin embargo, no le bastó la listeza y le descubrieron su escondite, era una cueva en forma de túnel que tenía dos entradas bien tapadas de zarza. Prendieron fuego a una de las entradas y esperaron que saliera por la otra, y de esta forma fue como lo apresaron.De aquel moro, no sabemos nada más, pero sabemos que por allí hicieron pasar el camino del barranco y, desde entonces, se le dio el nombre del Pas de en Revull (el paso de Revull)"


Otros enlaces webs de encantador lugar:
Otras imágenes des Pas d'en Revull
Itinerarios por Menorca
jewelstyle

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada